Speed up badblocks check

Having ordered an external hard drive from China… let me rephrase that; having ordered a really cheap hard drive from an unknown source at the farthest side of the world, getting it handled by the not so delicate hands of the Mexican post office, and getting it delivered to my door by bicycle, of course I had to check it thoroughly before putting any data in it.

I started with the well known way of checking for bad blocks on a storage device:

badblocks /dev/sdX

This command by default checks for bad blocks only by reading. If you want to also check writing non-destructively, the -n option must be provided.

badblocks -n /dev/sdX

This was what I originally tried, but after 2 hours it had only checked 3% of the entire drive, not acceptable! There has to be a way to improve the performance.

How to speed up badblocks read/write check

First, I recommend you get your hard drive’s block size, I’m not sure if this impacts performance but it’s more reliable:

lsblk -o NAME,PHY-SEC /dev/sdX
NAME PHY-SEC
sda 512

In case your hard drive is empty or you don’t mind losing its data, use the write mode option (-w). This mode is faster than the -n option but the entire drive contents will be overwritten.

Finally, choose a bigger number of blocks to test at a time using the -c option; the default is 64. By benchmarking I found that 128 was a bit faster but YMMV. The badblocks command accepts a [last block] option, this way you can benchmark different -c values:

time badblocks -b512 -c128 /dev/sdX 1000000

If you want badblocks to show the scan progress, provide the -s option. This is what the final command looks like:

badblocks -b512 -c128 -w -s /dev/sdX

BTW. The drive was 100% free of errors.

fsck’d a full partition

I run Kodi on my Raspberry Pi 3 mainly to watch live streams and the occasional YouTube video. Along with the media player I also run a pair of Go programs to scrape, store and analyze web data. On New Year’s Eve the root partition on a 32GB SD card got full, this rendered the whole system unresponsive. No big deal, I said. Without ssh access nor physical console, I pulled the power plug from the Pi, took the card out and mounted it on my workstation. Everything looked OK, I freed some space, unmount the partition, check the file system consistency… If by now you haven’t spotted what step I missed, keep reading, it could save you a lot of trouble.

So I mounted the SD card’s partition on my main PC, removed some temp files and old videos, 5 minutes after: 6GB left. Then I ran fsck.ext4 with auto-fix on that partition and… whoops, it reported an incredible amount of errors, the last one was about not being able to fix who-knows-what. “What the heck” I said, let’s run fsck.ext4 again on it. It still reported tons of errors, but this time it finished successfully. Big smile on my face, let’s see how looks.

Well, it didn’t look good, no good at all. The only directories left on the partition where /bin and /lost+found, inside where several files with strange ownership and permissions. That’s when I knew I had fsck’d up the partition. I spent the first hours of 2019 reinstalling Arch on a Raspberry Pi, how cool is that?

So I learned my lesson. If the root partition (or any other partition) gets full (as in 0 bytes left), and the system freezes or is unresponsive so that the last resort is to power it down, DO NOT RUN fsck ON IT UNLESS IT IS BACKED UP! Treat this partition as read only –for now– and back up whatever you can from it, then run the file system check on it. If it reports no errors, you’re golden, otherwise you should reformat it and put back whatever files you backed up.

This time instead of using good ol’ ext4 I’ll give Samsung’s f2fs a try. Hopefully it’ll make it through this 2019 without a hitch.

Luckily I had a week old backup so nothing of importance got lost, the Pi was up and running after 45 minutes, with the only trouble being Kodi not playing video, but it turned out to be just a matter of making my user a member of the video group. I’ll leave the error from the log here so it serves as reference for future me or some other poor sob.

ERROR: CMMALPool::GetBuffer - failed pool:0x5a9711c0 omvb:(nil) mmal:0x5a983248 timeout:500
ERROR: CDecoder::FFGetBuffer Failed to allocated buffer in time

So, that’s what my 2018 transition to 2019 went, very exiting indeed. I wish you all a whole year of trouble and the strength to overcome it.

“The spirit of Plato dies hard. We have been unable to escape the philosophical tradition that what we can see and measure in the world is merely the superficial and imperfect representation of an underlying reality.”

—Stephen Jay Gould, The Mismeasure of Man

A-ha – Take on Me: Del demo, a una mala versión, al éxito mundial

Les presento unas cuantas versiones de esta famosa canción para darnos una idea de lo que puede haber detrás de una creación musical tan exitosa.

La primer versión de 1981, titulada en ese entonces «The Juicy Fruit Song» era interpretada por el grupo «Bridges», que entre sus elementos dos de ellos formarían más tarde la banda A-ha.

La segunda versión de 1982 es una «demo» grabada en otoño, por la banda ya bajo el nombre de A-ha.

La tercera versión es de 1984, fue producida profesionalmente en un estudio de grabación, al igual que el video. No tuvo el éxito que se esperaba en las listas de popularidad, resultando en un rotundo fracaso y quedando relegada al olvido.

Esta última es la versión ya por todos bien conocida. A-ha relanzó su tema en 1986 y fue reconocido con 6 premios MTV:

  • Mejor Artista Nuevo.
  • Video Mejor Concepto.
  • Video Más Experimental.
  • Mejor Dirección.
  • Mejores Efectos Especiales.
  • Premio Elección de los Televidentes.

La historia detrás de este tema no solo es una constancia de aquel famoso dicho «El que persevera alcanza.», sino también de que debemos confiar en gente ajena a nuestros proyectos o visiones; pues tal vez sean ellos quien con su experiencia y talento eleven nuestro trabajo a lugares insospechados.

Como mejorar nuestras conversaciones

Comparto estas notas tomadas del libro «Improv(e) Your Conversations» de Patrick King que trata de como mejorar nuestras conversaciones utilizando técnicas de comedia de improvisación.

  • Piensa en las conversaciones como si fueran un juego donde todos los jugadores son del mismo equipo y el objetivo es tener una conversación fluida.
  • Tu objetivo personal es contribuir al flujo y la espontaneidad. Eres un aliado no un adversario.
  • Lo que mata el flujo: El ego y agendas (motivaciones secretas).
  • Es muy importante notar durante una conversación las emociones de la gente. Cuando las ignoramos con frecuencia, esas personas tienden a evitarnos.
  • No hay respuestas correctas o incorrectas, solo aquellas que conducen al flujo y aquellas que no.
  • Observa hacia donde alguien quiere llevar una conversación y encuéntralo ahí, te irán dejando un camino de migajas que deberás seguir.
  • Escucha con dinamismo y piensa que emoción los otros jugadores quieren invocar en ti y entrégala. Será una de estas: alegría – indignación – humor – molestia – asombro – curiosidad.

Reglas

Regla #1: Trata siempre concordar y ampliar con «sí, y…». Aprovecha la posibilidad de seguir conversando estando siempre de acuerdo y ampliando usando «sí, y…», nunca con «no» o «pero».
Ejemplo: «– La aseguranza es demasiado cara. – Sí, es un robo. Parece que cada vez es más cara, ¿no crees?» Estuviste de acuerdo y les das la oportunidad de ampliar la conversación.

Regla #2: Cuando no quieres estar de acuerdo usa «Sí. ¿En serio?» o «Eso suena como algo que pude haber escuchado antes. ¿En dónde escuchaste eso?» o «Creo que había escuchado eso. ¿De que se trata?»
Si alguien te hace una pregunta que no puedes contestar responde con: «No se. Tengo que pensarlo. ¿Tú que piensas?»

Regla #3: Preguntas abiertas son preguntas sin salida que siempre terminan en un silencio incómodo.
Dos opciones para evitar preguntas abiertas:

  1. Se específico. En vez de «¿Que te gusta hacer para divertirte?» Dí: «¿Te gusta tocar música como distracción o qué tal caminar o pasear en bici, o cantas en la regadera?»
    En lugar de «¿Cuál es tu banda favorita?» Pregunta: «¿Eres tipo de Beatles, Elvis o Mozart?»
    En vez de «¿Hiciste algo divertido este fin?» Pregunta: «¿Fuiste de compras este fin o te la pasaste viendo Netflix?» Pro-tip: Buenísima oportunidad para echarse un chiste. «¿Hiciste algunas compras en línea o te evitaste la fatiga y solo le enviaste a Jeff Bezos un montón de dinero?»
    Esto le reduce la carga a la otra persona. También te la más opciones para llevar una conversión fluida: en lugar de una respuesta en general, te dan 3 o 4; sobre lo que les gusta y lo que no les gusta.
  2. Usa afirmaciones: Ruegan ser respondidas, funcionan como pregunta, agregan una dinámica diferente. Las preguntas son solicitud de información, mientras que las afirmaciones conllevan información y una solicitud de confirmación o negación y luego una explicación. Esto lo hace más fácil para el otro jugador.
    La forma de hacerlo es asumir algo sobre la persona y decirlo en voz alta, o simplemente asumir algo y decirlo.
    Ejemplos: «Bueno, creo que esa es la salida…», «Apuesto a que eres bien comelón…», «Haz de ser muy bueno en tenis», «entonces creo que esto quiere decir que somos amigos…», «suena como que esa fiesta estuvo pésima…»

Regla #4: El detalle y especificidad hace a la gente imaginar y por lo tanto interesarse. Al guiar una conversación, pon atención en los detalles y haz que el jugador elabore.

Regla #5: Mantén la conversación en movimiento o en circun-movimiento.

  • Cambia a un tópico relacionado.
  • Profundiza en el tópico (siempre y cuando no esté exhausto).
  • Comparte una experiencia personal relacionada al tópico.
  • Pregunta por preferencias sobre el tópico (¿Cuál es tu ________ favorito?)
  • Habla sobre las emociones que el tópico te provoca.
  • Habla sobre tu matiz del tópico.
  • Haz preguntas extrañas e hipotéticas acerca del tópico.
  • Haz referencia a terceros (artículos, amigos, etc).

Regla #6: Mantén la conversación entretenida. Lo prudente es aburrido. Haz esto evitando:

  • Probar inteligencia.
  • Competencias tontas e inmaduras.
  • Lograr agendas.

Diviértete «esquivando» comentarios.

  • «Casi me mato esquiando de bajada» Responde: «Siempre supe que eres un excelente esquiador.»
  • «Tengo dos manzanas.» – «Ya sabes que soy malo con las matemáticas.»
  • «Tengo una historia bien loca.» – «Tu siempre fuiste el más racional.»

Regla #7: Solo haz mofa de alguien siempre y cuando tengas su aprobación explícita. Usualmente es algo de lo que se ríen de si mismos.

Jorge Drexler – Movimiento

‘Movimiento’

JORGE DREXLER
Apenas nos pusimos en dos pies
Comenzamos a migrar por la sabana
Siguiendo la manada de bisontes
Más allá del horizonte
A nuevas tierras, lejanas
Los niños a la espalda y expectantes
Los ojos en alerta, todo oídos
Olfateando aquel desconcertante paisaje nuevo, desconocido.

Somos una especie en viaje
No tenemos pertenencias sino equipaje
Vamos con el polen en el viento
Estamos vivos porque estamos en movimiento
Nunca estamos quietos, somos trashumantes
Somos padres, hijos, nietos y bisnietos de inmigrantes
Es más mío le que sueño que lo que toco

Yo no soy de aquí
Pero tú tampoco
Yo no soy de aquí
Pero tú tampoco
De ningún lado del todo
De todos lados un poco

Atravesamos desiertos, glaciares, continentes
El mundo entero de extremo a extremo
Empecinados, supervivientes
El ojo en el viento y en las corrientes
La mano firme en el remo
Cargamos con nuestras guerras
Nuestras canciones de cuna
Nuestro rumbo hecho de versos
De migraciones, de hambrunas
Y así ha sido siempre, desde el infinito
Fuimos la gota de agua viajando en el meteorito
Cruzamos galaxias, vacío, milenios
Buscábamos oxígeno, encontramos sueños
Apenas nos pusimos en dos pies
Y nos vimos en la sombra de la hoguera
Escuchamos la voz del desafío
Siempre miramos el río
Pensando en la otra rivera
Somos una especie en viaje
No tenemos pertenencias sino equipaje
Vamos con el polen en el viento
Estamos vivos porque estamos en movimiento
Nunca estamos quietos, somos trashumantes
Somos padres, hijos, nietos y bisnietos de inmigrantes
Es más mío le que sueño que lo que toco

Yo no soy de aquí
Pero tú tampoco
Yo no soy de aquí
Pero tú tampoco
De ningún lado del todo y
De todos lados un poco

Lo mismo con las canciones, los pájaros, los alfabetos
Si quieres que algo se muera, déjalo quieto

Blade Runner 2049

Hace unos días escribí sobre mi experiencia de ver 2001: Odisea en el Espacio en el cine. Llámenme despistado, porque ni enterado estaba que la secuela de mi segunda película favorita, Blade Runner, estaba por estrenarse. Después de sortear varios contratiempos, los astros se alinearon y al fin pude ir a verla, aquí mi relato.

La original Blade Runner la considero una obra insuperable en todos los aspectos, de esas películas que al parecer todos los involucrados (Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young, Ridley Scott, Vangelis) estaban en su mejor momento o fueron simultáneamente tocados por un ser divino. Dicho esto, entiéndase que fui con muy bajas expectativas, porque a pesar de que Blade Runner 2049 es dirigida por un nominado al Oscar por su última película de ciencia ficción, y que además cuenta con un muy buen reparto, la vara estaba muy alta.

Al comenzar la película se establecen varias similitudes, la música es curiosamente muy parecida a la original y las primeras tomas son iguales: el close up del ojo, el blade runner en su patrulla voladora. Luego nos introducen a una parte del mundo no antes vista, y es ahí donde comienza a adquirir su propia identidad.

Banda Sonora

La banda sonora a cargo de Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch hace un claro homenaje a Vangelis, suena tan familiar que cualquiera creería se trata de una colaboración. La música logra perfectamente identificar a la película con Blade Runner, imprimiendo algunos «toques modernos» y vicios que prevalecen en los soundtracks actuales. Lamentablemente ninguna de las composiciones es realmente memorable. Los temas son mas bien una especie de música ambiental, creada a base de sonidos repetitivos y sostenidos, muy lejos del fantástico Bicycle Riders, del icónico Tema Final o los sublimes Tema de Amor y Tema de Rachael.

Si John Williams elevó a Star Wars a un nuevo nivel con sus composiciones, Vangelis hizo lo propio con Blade Runner. En el caso de Blande Runner 2049, creo que no se buscó otra cosa más que limitarse a componer música inspirada en la original. Se agradece que no es hayan salido por la tangente con algún DJ trendy para componer la música y convertir el soundtrack en un vergonzoso remix feat. Pitbull, feat. Lil Jon.

Nota aparte: No se a ustedes pero a mi me pareció muy forzada y repetitiva la aparición de Frank Sinatra y Elvis Presley. ¿Quién creen que tiene los derechos de la música de Sinatra y Presley? Sony, obvio, la distribuidora de la película.

Cinematografía

Espectacular. La cinematografía a cargo del maestro cinematógrafo Roger Deakins no solo logra recrear a la original, sino que me atrevo a decir que la supera. Las composiciones visuales llenas de contraste, características de Deakins, son perfectas para pintar la imagen de un mundo distópico y disparejo. Por un lado las lluviosas megaciudades sobrepobladas, saturadas de publicidad luminosa e invasiva, y por otro lado áridos terrenos polvientos y desolados, o ciudades en ruinas, abandonadas por la contaminación.

En mi humilde opinión, Roger Deakins tiene asegurada la nominación al Oscar por Blade Runner 2049, y no me sorprendería que se gane su primera y muy merecida estatuilla en la siguiente entrega de los premios.

Trama

Para quien no haya visto la primera, o no recuerde la trama, trata del maltrato, rebelión y cacería de androides (llamados replicantes) y del romance entre un humano (debatible) y una máquina.

Sin estropear la historia de 2049, puedo decir que es una continuación de la primera, la premisa es el descubrimiento de los restos de una replicante con una capacidad que se creía imposible y exclusiva de los humanos. Se le encomienda a un blade runner investigar el caso y termina involucrándose muy personalmente en el. Al igual que en la primer película, el final deja cabos sueltos y abiertos a interpretación y al debate.

En resumen, 2049 nos hace la pregunta ¿qué nos hace ser humanos? Si tener alma significa pensar y sentir, una máquina que tiene esas capacidades ¿se puede considerar humana?

Veredicto

Sin duda alguna Blade Runner 2049 debe ser vista por los amantes de la ciencia ficción, y más por quienes estiman la original. Quienes conozcan la original como la palma de su mano van a encontrar muchísimas referencias, desde la «maldición de las marcas» (¡cuidado Sony!) hasta un guiño a la memorable escena de Roy y las lágrimas en la lluvia.

Denis Villeneuve logró recrear y ampliar exitosamente el universo creado por Ridley Scott y Philip K. Dick de una manera respetuosa, muy apegada a sus orígenes. Es muy encomiable que en estos tiempos donde la norma es  una explosión cada 10 minutos se le siga apostando a hacer cine de gran presupuesto con este estilo, lento, con historías profundas que inviten a la reflexión.

Recomendada y seguro la vuelvo a ver.

h264_enc_prm

Nota aparte: Esperaba que este personaje tuviera mucho más tiempo en pantalla… lo veía algo así como el que cuida las espaldas a los replicantes, tipo Leon Kowalski pero con un +2 de inteligencia.